Inicio Nacional Luces y sombras de Fra Fra Errázuriz

Luces y sombras de Fra Fra Errázuriz

169
0

El empresario tuvo un paso por la política e incluso fue candidato presidencial en la primera elección tras el retorno a la democracia en Chile.

Francisco Javier Errázuriz Talavera, conocido popularmente como Fra Fra, fue un empresario que saltó a la luz pública cuando levantó su candidatura presidencial en la primera elección democrática, tras el fin de la dictadura de Augusto Pinochet luego de la victoria del No en el Plebiscito de 1988.

En las elecciones de diciembre de 1989, Errázuriz recibió un 15% de los votos, ubicándose por detrás de Hernán Büchi y Patricio Aylwin.

Gracias al masivo apoyo que recibió, el empresario decidió persistir en su incursión en la política, por lo que creó su propia colectividad, el Partido de Centro Centro, y logró ser electo como senador.

Francisco Javier, el empresario

Francisco Javier Errázuriz Talavera nació el 7 de mayo de 1942 en Santiago. Fue hijo del ex senador liberal Ladislao Errázuriz y Amelia Talavera.

Tras su paso por la Escuela Militar, estudió en la Escuela de Agronomía de la Universidad Católica, desde donde egresó en 1963. Luego, contrajo matrimonio con María Victoria Ovalle con quien tuvo siete hijos.

Desde 1974, y durante un año, vivió en Ecuador y a su regreso al país confirmó su buen ojo para los negocios.

Años más tarde aseguraría que todo partió cuando se dedicó a la crianza de pollitos.

Durante la década de los 80, Fra Fra creó dos AFP y compró la cadena de supermercados Unimarc.

También incursionó en la banca, tras comprar en 1980 el Banco Comercial de Curicó, que luego se llamó Banco Nacional. No obstante, al final de la década fue forzado a venderlo tras ser intervenido por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras.

Fra Fra, el político

Con el retorno a la democracia, Fra Fra Errázuriz decidió probar suerte en la política. Para ello se presentó como candidato presidencial, primero, y luego como aspirante al Senado, donde resultó electo en 1993.

Sin embargo, más que por su prolijo trabajo legislativo, Francisco Javier Errázuriz alcanzó notoriedad por diversas polémicas.

En 1998 se le quitó el fuero para que se investigara una denuncia en su contra por el secuestro y agresión contra un abogado de una empresa eléctrica. En enero de 2001 se lo condenó a 61 días de pena remitida.

En esos años su esposa, María Victoria Ovalle, también incursionó en política y resultó electa como diputada independiente en el periodo 1998-2002, recordada por su costumbre de tejer mientras se llevaban a cabo las sesiones de la Cámara.

El alejamiento de la vida pública

Tras terminar su periodo como senador, Francisco Javier Errázuriz volvió a la vida empresarial. Sin embargo, más que por sus éxitos, llegó a los titulares por diversos juicios laborales y penales.

Uno de los episodios más polémicos se relacionó con la denuncia en su contra por trata de personas, en 2011.

De acuerdo a lo revelado por un grupo de ciudadanos paraguayos, el empresario los sometió a un trato de casi esclavitud en una de sus propiedades.

Tras el proceso, en 2014 la justicia condenó a Fra Fra a pagar un total de 122 millones de pesos a 54 paraguayos por concepto de indemnización de perjuicios.

Tras estos episodios, y debido a la fragilidad de su salud tras el derrame cerebral que sufrió en 2011, Fra Fra Errázuriz se alejó de la vida pública.

Hasta su fallecimiento este lunes 4 de marzo, Francisco Javier Errázuriz Talavera permanecía en su hogar en Las Condes, donde era asistido por un equipo de enfermeros.



Esta publicación aparece primero en ElDinamo