Inicio Nacional Cómo sobrevivieron durante siete días los pescadores perdidos en el Biobío

Cómo sobrevivieron durante siete días los pescadores perdidos en el Biobío

169
0

El motor de su lancha no partió y navegaron a la deriva durante una semana, donde tuvieron que beber agua del rocío, entre otras cosas para sobrevivir.

Tras siete días naufragando, los pescadores Rodrigo Cruz García (50) y Diego Cruz Guzmán (23), fueron encontrados con vida este domingo, luego de que emprendieran un viaje en la Isla Santa María, Región del Biobío.

El pasado domingo 24 de marzo salieron en la mañana en búsqueda de sus trampas de pancoras y se esperaba que regresaran durante la tarde. Sin embargo, ese día padre e hijo no regresaron a casa.

Cuando quisieron hacer andar el motor, no les anduvo. Quedaron en panne“, expuso Adrián Silva, pescador y amigo de Diego a LUN.

Tras ello, se dio inicio a una intensa búsqueda por parte de sus familia y pescadores de la localidad.

En este contexto, varios días después, una embarcación que navegaba por la costa de Pichilemu, en la Región de O’Higgins, se encontró con los pescadores desaparecidos. A pesar de que estuvieron una semana sin comer ni tomar algún líquido, fueron hallados con vida.

Así sobrevivieron los pescadores perdidos en la Región del Biobío

El viento, el surazo, se los llevó. No tenían cómo comunicarse. Cerca de las cuatro de la tarde salimos a buscarlos y no encontramos nada, la corriente se los llevó muy rápido”, expresó Silva.

Durante los siete días en que no había rastro de Rodrigo Cruz García y Diego Cruz Guzmán, cercanos a ellos recorrieron completamente la Isla Santa María hasta finalmente dar con su paradero.

“Trataron de hacer como un bote a vela con unos remos que tenían. Lo pararon, pusieron las carpas del motor y unas tarimas para que el viento pudiera agarrar el bote y llevarlo más a tierra”, sin embargo, la corriente volvía a alejar a los hombres de la costa.

Bajo este contexto, el amigo de los pescadores dio a conocer cómo sobrevivieron sin comer, sin agua y sin comunicación. “Ellos no comieron nada, pero como el bote juntaba el rocío en sus fibras, pasaban un trapo por esa fibra y luego la estrujaban o se lo pasaban por la boca para obtener agua. Nada más que eso“, sostuvo.

A lo que agregó: “Por eso los encontraron mal, totalmente deshidratados“. En ese sentido, señaló que en la noche intentaban aprovechar las gotas de agua que se generaban por la humedad en la superficie de la lancha.

Sumado a ello, Adrián Silva sostuvo que Rodrigo le comentó que su hijo estuvo “prácticamente muerto durante dos días y luego como que despertó con fuerzas”.

“Me dijo que le conversaba a su hijo para darle fuerzas para seguir luchando, que no lo dejaría solo y que fue un milagro que los rescataran”, complementó.

Para cerrar, Silva aseguró: “Un día más y los encontraban muertos“.



Esta publicación aparece primero en ElDinamo