Inicio Internacional Descubren huevo de 1.700 años: su interior está intacto

Descubren huevo de 1.700 años: su interior está intacto

122
0

Según la tomografía 3D realizada, el huevo aún conserva la yema y clara intactas.

Los científicos de la población de Aylesbury, Buckinghamshire en Inglaterra, quedaron atónitos luego de encontrar un huevo en perfecto estado, el cual, al llegar al laboratorio, reveló que tenía alrededor de 1.700 años.

También concluyeron que data de la época en la que los romanos llegaron y se instalaron en las islas británicas.

Según declararon los científicos, su valor es muy importante para conocer a fondo a la especie de aquel tiempo y cuál era la dieta en aquellos días.

Además, se cree que el huevo fue arrojado a un pozo de agua hace 1.700 años, posiblemente como parte de un rito funerario romano.

Los investigadores dijeron en ese momento que “se trata de un descubrimiento arqueológico genuinamente único“.

También admitieron que recientemente quedaron totalmente impresionados al descubrir que todavía contenía la yema y la clara.

Huevo de 1.700 años tenía su interior intacto

Por medio de una micro tomografía computarizada, que posteriormente reproduce las imágenes en 3D, se reveló el contenido del óvulo, junto con el saco de aire, esto quiere decir que en su interior se encuentra cada una de sus partes en perfecto estado.

El director senior de proyectos de Oxford Archaeology, Edward Biddulph, quien supervisó la excavación, dijo que “encontrar el único huevo intacto de ese período en Gran Bretaña fue sorprendente. Sin embargo, el hecho de que aún conserve su contenido original es absolutamente increíble“.

“Quedamos absolutamente impresionados cuando vimos el contenido allí, ya que podríamos haber esperado que se hubieran filtrado”, agregó.

El huevo se encontró durante una excavación entre 2007 y 2016, durante una urbanización en Berryfields, en Aylesbury, condado ubicado al norte de Londres.

Aquel fue el único que sobrevivió a los impactos, ya que los demás se rompieron dejando salir un fuerte y no tan agradable hedor.

Actualmente, el huevo se encuentra en el Museo Discover Bucks en Aylesbury mientras científicos continúan trabajando para descubrir cómo extraer el contenido sin romper la cáscara.

“Es un poco como soplar un huevo, pero obviamente es un proceso mucho más fino“, afirmó Edward Biddulph.

“Existe un enorme potencial para futuras investigaciones científicas y esta es la siguiente etapa en la vida de este extraordinario huevo”, terminó diciendo a la BBC.



Esta publicación aparece primero en ElDinamo