Inicio Internacional Los peligrosos productos químicos que tiene el barco que chocó puente en...

Los peligrosos productos químicos que tiene el barco que chocó puente en Baltimore

184
0

La zona del río se declaró como peligrosa al encontrar brillos que pertenecerían a los materiales derramados tras el accidente.

Las autoridades estadounidenses calcularon que hay 764 toneladas de materiales corrosivos e inflamables en el buque portacontenedores que chocó el puente Francis Scott Key, en Baltimore, Estados Unidos.

El barco transportaba 56 contenedores con materiales químicos peligrosos, de los cuales algunos cayeron al agua tras el impacto, según información revelada por los investigadores el miércoles 27.

Jennifer Homendy, presidenta de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB en inglés), dijo que hay 764 toneladas de materiales corrosivos e inflamables como baterías de iones de litio.

Además, agregó que algunos contenedores se rompieron por el choque y que encontraron brillo en las aguas del río, por lo que ahora mismo la zona es peligrosa, agregándole la cantidad de escombros y el mal clima.

De esta manera, imposibilita las inmersiones para que los equipos especializados puedan verificar el contenido de los contenedores que cayeron al agua tras el choque.

Próximos pasos a seguir de las autoridades por el puente en Baltimore

El buque DALI aún está en la escena del accidente y no se ha movido desde el choque que causó el derrumbe total del puente Francis Scott Key.

Los investigadores concluyeron que abordo había 23 personas, dos de ellas encargadas de navegar el barco, serán entrevistadas en los próximos días.

Además, las autoridades revelaron un cronograma de los hechos. Según explican, el barco salió del puerto de Baltimore a las 00:39 y comenzaron a sonar las alarmas en el buque a eso de las 1:24 horas.

El piloto envió un primer aviso a los remolcadores de la zona a las 1:26 y a las 1:27 horas se echó el ancla, avisando por radio que iban a chocar contra el puente.

De esta manera, la presidenta del NTSB, aclaró que la investigación sobre el derrumbe se alargará entre uno y dos años. “Contamos con un increíble equipo de personas que se centran en áreas de especialización muy específicas, por lo que no tengo ninguna duda de que podremos lograr esto juntos en 12 a 24 meses”, explicó.



Esta publicación aparece primero en ElDinamo