Inicio Internacional La historia del grupo terrorista libanés y el conflicto por alerta de...

La historia del grupo terrorista libanés y el conflicto por alerta de posible presencia en Chile

189
0

Tras los dichos de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, expertos consultados por EL DINAMO explicaron qué es Hezbollah y las posibilidades de que se instale en Chile.

La ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, encendió las alarmas en Chile al afirmar que el grupo terrorista Hezbollah ha tenido presencia en Chile, lo cual provocó la inmediata reacción de las autoridades nacionales.

La secretaria de Estado de Javier Milei sostuvo que dicho grupo está instalado en la triple frontera de Paraguay, Brasil y Argentina, y además, dijo que “se ha visto presencia en Iquique, en el norte de Chile“.

Siguiendo en esa línea, autoridades del Senado de Estados Unidos, también sostuvieron que la mencionada organización estaría en territorio nacional y han manifestado su preocupación al respecto.

Los dichos de Bullrich y de senadores estadounidenses causaron molestia y una rápida reacción del Gobierno. El presidente Gabriel Boric anunció nota de protesta por dichos de Bullrich, exigiéndole que si “tiene antecedentes serios, que los entregue en las instancias que corresponde y a la justicia, y que se comunique a través de Cancillería”.

Mientras que el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, deslizó que las declaraciones de la autoridad de Argentina buscan “dañar la imagen del país”.

Bajo este contexto, Pablo Álvarez, académico de la Universidad Diego Portales, dijo a EL DÍNAMO que las declaraciones de la autoridad argentina es “en base a rumores y para trasladar parte de la atención de lo que está pasando en Argentina a otras áreas”.

“El senador Marco Rubio en Estados Unidos dijo algo similar, pero todo en base a rumores y en base a la mala intención de avivar a la extrema derecha trumpista en Estados Unidos, que es anti-Latina y anti-musulmana”, agregó.

Qué es Hezbollah: el “Partido de Dios” con un brazo político y un brazo paramilitar

Hezbollah significa “Partido de Dios” y el inicio de este grupo terrorista se remonta al 1982 cuando en medio de la guerra civil en El Líbano, intervino Israel e invadió el sur de dicho país.



“Los sectores musulmanes chiítas de El Líbano evidentemente descontentos por la invasión israelí, forman este grupo de resistencia Islámico en contra de la ocupación del territorio del sur de El Líbano por Israel y que continuó después de la guerra civil como un partido político, como grupo de beneficencia, asociado justamente a la oposición a Israel en Medio Oriente y coordinados y financiados por Irán”, explicó a EL DÍNAMO Pablo Álvarez, secretario de estudios de la Escuela de Historia de la Universidad Diego Portales (UDP).

De esta forma, el académico de la UDP definió a esta organización como “un grupo que hace muchas cosas a la vez. Es un partido político, es un grupo de beneficencia, es un movimiento de liberación nacional y un movimiento de resistencia”.

En esa línea, Álvaro Iriarte, Director de Contenidos del Instituto Res Publica detalló a EL DÍNAMO: “Es una organización musulmana libanesa que tiene un brazo político y un brazo paramilitar. La institución está ligada desde sus orígenes con Irán, y su brazo paramilitar recibe armas, entrenamiento y financiamiento de dicho país”,

A lo que agregó: “El tema es que Estados Unidos, la Unión Europea, Reino Unido, Canadá, Australia y Argentina entre otros consideran a Hezbollah o a su brazo armando como organización terrorista, con todo lo que eso implica ante sus respectivos ordenamientos jurídicos”.

Con respecto a las motivaciones que tiene Hezbollah para operar, Pablo Álvarez comentó que “como se dedican a muchas cosas a la vez, tienen muchas motivaciones. Una de ellas es política, tener incidencia en la política libanesa y ayudar fundamentalmente a los pobres, particularmente a los musulmanes de El Líbano”.

Sumado a ello, Álvarez sostuvo a EL DÍNAMO: “Tiene como objetivo el apoyo a la causa palestina y dentro de eso también tiene como objetivo oponerse a Israel en Medio Oriente”.

La historia detrás de Hezbollah

Hezbollah a nivel militar, participó en la guerra civil libanesa y encabezó la lucha contra el ejército israelí, expulsándolas en el 2000.

Tras la denominada primavera árabe, la organización protagonizó diversos conflictos, como por ejemplo en Siria, apoyando el Gobierno de Bashar al Assad.

De acuerdo a lo informado por Infobae, el grupo cuenta con unos 100.000 combatientes y tendrían cerca de 150.000 misiles y cohetes en su arsenal.

Además, la organización libanés es parte del denominado Eje de la Resistencia, junto con grupos como Hamás y los hutíes de Yemen, siendo reconocidos como grupos terroristas por EE.UU. y otros países alrededor del mundo.

Los presuntos vínculos de la agrupación en Sudamérica

Con respecto a los posibles vínculos de Hezbollah en Sudamérica, se responsabilizó al movimiento libanés y a Irán por los atentados terroristas contra la Embajada de Israel en 1992 y a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), el cual ocurrió en 1994 y dejó un saldo de 85 muertos y 300 heridos.

Pese a que esta situación fue hace 30 años, desde el Gobierno de Argentina afirman que la organización todavía tiene nexos en la región. Uno de estos vínculos tendría lugar en la triple frontera, donde habría una relación con el Primer Comando Capital (PCC), una de las bandas criminales más peligrosas de Brasil, según consigna Infobae.

Ambas organizaciones estarían vinculadas con tráfico de drogas, armas y municiones, y robos a bancos, según afirmó la ex fiscal paraguaya Josefina Aghemo al citado medio.

Ante los dichos de la ministra del gobierno trasandino, Patricia Bullrich, la PDI descartó que Hezbollah haya llegado a territorio nacional. “Es necesario precisar que, a la fecha, la institución no ha detectado la presencia en el país de organizaciones como las mencionadas en los medios de comunicación“, sostuvieron.

En cuanto a la posibilidad de que llegue este grupo a Chile, Álvaro Iriarte sostuvo a EL DÍNAMO que depende del gobierno de turno para que esto ocurra.



“América Latina se ha encontrado más bien ajeno a la presencia de estos grupos. Lo que, si se debe considerar que muchas de estas organizaciones son calificadas como extremistas o derechamente terroristas por Estados Unidos, y es posible sostener que primero Cuba en el marco de la guerra fría y ahora Venezuela en su proyecto de socialismo del siglo XXI, suelen entrar en contacto con este tipo de organizaciones y permitir que ingresen y salgan agentes y personas vinculadas a ellas. Entonces depende mucho de la actitud del gobierno de turno para que estos grupos lleguen al país y decidan instalarse”, explicó.



Esta publicación aparece primero en ElDinamo