Inicio Internacional Estudio confirma problemas crónicos de salud

Estudio confirma problemas crónicos de salud

174
0

A nivel mundial se administraron más de 13.500 millones de dosis.

Un estudio realizado por la Global Vaccine Data Network (GVDN) reveló que las principales vacunas contra el COVID-19 provocaron un pequeño aumento en problemas crónicos de salud.

Entre ellos se incluyen algunos daños sanguíneos, neurológicos y cardíacos, siendo los dos últimos los más comunes.

Para llegar a estas conclusiones buscaron antecedentes que dieran a conocer el incremento de 13 condiciones médicas entre 99 millones de personas vacunadas en países europeos como Dinamarca, Alemania, Francia, Italia, Países Bajos, España y Reino Unido.

De esta manera los investigadores de la GVDN determinaron que las vacunas Pfizer-BioNTech y Moderna mostraron que, en un grupo reducido de personas, hubo un aumento en el desarrollo de inflamaciones cardíacas.

Por otro lado la vacuna AstraZeneca se asoció con un mayor riesgo de sufrir coágulos en el cerebro, además de un desorden neurológico donde el sistema inmunitario ataca a su propio sistema nervioso, llamado síndrome de Guillain-Barré.

Las vacunas contra el COVID-19 más riesgosas según expertos

Si bien, como se mencionó anteriormente, Pfizer-BioNTech y Moderna mostraron un aumento consistente de una posible inflamación después de la tercera dosis, el mayor riesgo lo mostró Moderna.

Aquella vacuna, después de la segunda dosis, provocó en pacientes un aumento en el desarrollo de pericarditis, es decir, la inflación del tejido que recubre el corazón.

Por el contrario, el síndrome de Guillain-Barré y la trombosis del seno venoso cerebral son algunas de las enfermedades detectadas luego de que se administrase la vacuna de AstraZeneca, la cual presentaron 190 y 69 casos respectivamente.

De esta manera, Harlan Krumholz, líder de la investigación puntualizó que “ambas cosas pueden ser verdad, que las vacunas hayan salvado millones de vidas, pero al mismo tiempo tener un número menor de personas cuya salud se afectó negativamente“.

¿Qué dijo el Gobierno sobre este estudio?

Desde el Gobierno, la subsecretaria de Salud Pública, Andrea Albagli, fue consultada respecto de este estudio sobre las vacunas contra el COVID-19.

En conversación con Radio ADN, aseveró que “todos los efectos adversos que se mencionan en el artículo, son síntomas esperados y que ya están descritos a nivel nacional e internacional para todas las vacunas contra el COVID”.

“A nivel nacional, el Instituto de Salud Pública se encarga de la farmacovigilancia donde se hace un seguimiento de todos los efectos adversos supuestamente atribuibles a la inmunización, porque también pueden existir síntomas que si bien pueden ser concurrentes con la vacuna, no por eso son a causa de la vacuna”, añadió.

Además de destacar la importancia que han tenido las vacunas, recalcó que “con la vacuna más reciente que estamos administrando, la monovalente XBB 1.5, no se ha recibido ninguna notificación de algún evento serio atribuible a la vacunación“.



“Quiero transmitir que las vacunas son seguras y el riesgo de no vacunarse es muchísimo mayor al de vacunarse, porque nos arriesgamos a estar contagiados de Covid-19 sin que nuestro cuerpo esté preparado para poder protegernos”, remarcó la subsecretaria.



Esta publicación aparece primero en ElDinamo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí