Inicio Internacional La semana más desafortunada del Papa Francisco

La semana más desafortunada del Papa Francisco

90
0

Frente a estos dichos, el Vaticano salió a ofrecer disculpas en voz del director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni.

El Papa Francisco sumó una nueva polémica en los últimos días, luego que apuntara que los “cotilleos” son “cosa de mujeres”, durante un encuentro con sacerdotes a puertas cerradas.

Esto se suma a lo filtrado en la misma semana, donde aseguró que en los seminarios hay demasiado “ambiente marica”.

La información dada por medios locales dan cuenta que en su conversación con los sacerdotes, pidió evitar el “cotilleo” en parroquias y congregaciones, asegurando que “los cotilleos son cosa de mujeres”.

“Tenemos los pantalones. Tenemos que decirnos las cosas a la cara”, les expresó, en una frase que no es nueva para el Papa Francisco.

Esta polémica surge luego de lo expresado días atrás en una cita con 230 obispos en el Aula del Sínodo del Vaticano, donde les pidió no permitir la admisión de personas homosexuales en seminarios, ya que en ellos ya existe “un ambiente marica”.

Frente a estos dichos, el Vaticano salió a ofrecer disculpas en voz del director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni.

“El Papa nunca ha pretendido ofender ni expresarse en términos homófobos, y presenta sus disculpas a quienes se hayan sentido ofendidos por el uso de un término, divulgado por otros”, declaró Bruni.

A pesar de ello, Francisco recalcó a los obispos que “en la Iglesia hay sitio para todos, ¡para todos! ‘Nadie es inútil, nadie es superfluo, hay sitio para todos’. ‘Como somos, todos’”.

Las postura del pontífice se condice con la postura oficial del Vaticano, que en 2005 planteó que “la Iglesia no puede admitir al seminario y a las órdenes sagradas a quienes practican la homosexualidad, presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas o sostienen la así llamada cultura gay”.



Esta publicación aparece primero en ElDinamo