Inicio Datos Se viene el frío: ¿cuál es el sistema más barato y seguro...

Se viene el frío: ¿cuál es el sistema más barato y seguro para calefaccionar el hogar?

67
0

Revisa esta a guía para hacer la mejor elección entre estufas eléctricas, a gas o parafina, aire acondicionado o calefacción central.

En medio de las lluvias y las bajas temperaturas provocadas por la llegada del otoño y la proximidad del invierno en Chile, el mercado ofrece variadas opciones de sistemas para calefaccionar tu hogar. Revisa a continuación cuáles son más eficientes para enfrentar estos fríos meses.

A principios de este año, la Comisión Nacional de Energía (CNE) publicó un informe en que indicaba que las alzas en la cuenta de la luz podrían alcanzar un aumento del 8,21% para clientes que consuman 180 kWh al mes.

Del mismo modo, los hogares con consumo promedio de 400 kWh tendrían un aumento del 11,55%, mientras que los que superen los 500 kWh al mes tendrían un aumento de un 88,43%.

Junto a ello, el precio de la parafina también registró un alza de un 27% en lo que va del año.

En tanto, el informe de la Universidad Diego Portales Perspectivas del mercado del kerosene para otoño e invierno estimó que el precio de la parafina debería fluctuar en torno a los $1.050.

¿Qué sistema de calefacción es el más barato?

En conversación con EL DÍNAMO, Humberto Verdejo, ingeniero civil en Electricidad y académico de la Universidad de Santiago, indicó que “al momento de evaluar qué estufa es conveniente del punto de vista económico uno tiende a comparar entre electricidad, parafina y gas de acuerdo a los costos de las tarifas eléctricas y los precios de los de los combustibles”.

“En la situación actual, lo más barato en este momento está siendo la parafina, sin perjuicio que tiene componentes no positivos, en el hecho que la estufa a parafina produce contaminación dentro de los hogares, porque es la quema un combustible. Sin embargo, si uno evalúa solamente el costo en términos de lo que es más económico, al día de hoy, por lejos es más barata la calefacción a parafina“, añadió.

¿Cómo elegir el mejor sistema para calefaccionar el hogar?

El académico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Finis Terrae, Fernando Yanine, detalló a EL DÍNAMO una guía para hacer la mejor elección entre estufas eléctricas, a gas o parafina, aire acondicionado o calefacción central.

Aire acondicionado

Según dijo Fernando Yanine, esta forma de calefacción es altamente eficiente debido al equilibrio entre el costo de la electricidad y el beneficio térmico que proporciona.

“Además, estos sistemas no necesitan operar continuamente, ya que pueden mantener una temperatura constante en un espacio cerrado tras un corto periodo de funcionamiento. La ausencia de combustión y gases peligrosos también los convierte en una alternativa segura”, agregó.

“Hoy en día, los mejores sistemas de calefacción son el aire acondicionado, sobre todo para casas y departamentos, excepto que uno no tenga la posibilidad de sacar el ducto de extracción hacia afuera”, recalca el experto, quien además destaca que mantener una correcta aislación de puertas y ventanas ayuda a su mejor desempeño.

Calefacción central

El segundo sistema más eficiente, según Fernando Yanine, es la calefacción central por radiador con agua caliente, aunque es considerablemente más caro.

“Este método es ideal para edificios donde los costos se distribuyen entre varios usuarios, pero no es tan accesible para casas individuales debido a su elevado costo operativo”, advirtió el profesional.

Estufas y convectores eléctricos

Para espacios reducidos, como departamentos pequeños, el académico recomendó las estufas eléctricas y los convectores eléctricos.

La ventaja de las estufas eléctricas es que “calefaccionan rápidamente, tienen bastante potencia, no necesitan instalación y son fáciles de manejar. Los convectores, en tanto, calientan directamente el aire que circula a través de unas resistencias que se calientan utilizando la corriente eléctrica”.

Estos dispositivos son económicos y eficientes en áreas de pocos metros cuadrados, y su costo de operación no es prohibitivo. Además, son seguros ya que no implican combustión”, recalcó el experto.

Asimismo, aconsejó elegir artefactos que tengan sello de certificación SEC y recomendó conectarlas directamente a la toma de corriente y no usar alargadores, como las denominadas zapatillas.

Estufas a gas y parafina

Respecto a las estufas a gas, aunque el académico reconoció que son populares, aseguró que tienen un radio de acción limitado y pueden resultar costosas si se utilizan en varias habitaciones. Además, presentan riesgos de combustión y requieren un manejo cuidadoso para evitar el monóxido de carbono.

“Las casas o los departamentos grandes, que tienen que utilizar este tipo de estufas, tienen una en la cocina, otra en el comedor, otra en la pieza. Al final tienen como cuatro, y el precio del cilindro de gas no es menor y ahí va subiendo el costo”, afirmó.

En cuanto a las estufas a parafina, Yanine mencionó que son una opción económica, pero con desventajas significativas, como el olor y los riesgos de combustión. Por lo mismo, subrayó la importancia de una buena ventilación para evitar problemas con el monóxido de carbono y otros gases que expulsan.

Finalmente, Yanine recomendó el adecuado uso y mantención de las estufas y equipos de calefacción, para evitar situaciones que podrían significar problemas de seguridad para las personas.



Esta publicación aparece primero en ElDinamo