Inicio Nacional “Repetía a cada rato que lo maté”

“Repetía a cada rato que lo maté”

60
0

En su declaración, el ex carabinero reiteró que chocó de manera inesperada con el joven de 16 años, lo que provocó su caída desde el puente Pio Nono.

En la segunda jornada del juicio oral en contra del ex carabinero Sebastián Zamora, acusado de empujar a un joven de 16 años desde el puente Pío Nono en octubre de 2020, en el marco del estallido social, el otrora uniformado entregó su versión de lo ocurrido.

Zamora indicó que fue destinado a labores de control de orden público en las cercanías de Plaza Italia, cuando se le ordenó, junto a otros uniformados, “realizar una arremetida hacia el puente Pío Nono con el objeto de dispersar a los manifestantes y en lo posible detener“.

Ante esto, logró identificar a una persona que estaba a un costado de un vehículo policial y que supuestamente estaba con “un objeto tipo lanza” para poder agredir a los ocupantes del carro.

Tras esto, el ex uniformado apuntó que recibió órdenes de correr hacia el norte, mientras llevaba su bastón, “con el fin de que si iba a detener a alguna persona, yo pudiera traspasar el bastón, abrazar a la persona y derribarla”.

Fue en esos momentos que volvió a divisar al sujeto que anteriormente había atacado el carro de Carabineros y arremetió contra él con los brazos abiertos y así “poder atrapar a la persona”.

Sin embargo, Sebastián Zamora aseguró que el manifestante realizó una maniobra inesperada: “Hace un movimiento de giro hacia la izquierda e impacta su hombro con mi pecho, lo que hace que choquemos y yo salga proyectado un par de metros hacia el norte, deslizándome, perdiendo el equilibrio. Mientras que lamentablemente la otra persona sale proyectada hacia la baranda del puente”.

La caída desde el puente Pío Nono

Zamora detalló que tras perder el equilibrio, vio como el manifestante superó la baranda del puente Pío Nono producto del empujón y cayó al lecho del río Mapocho.

“Me asomo por la baranda y es ahí cuando veo a esta persona que estaba bajo el río. En mi desesperación me doy vuelta y busco a mi jefe de sección para, no sé, en ese momento, quizás recibir órdenes de él. Revisando las imágenes de la carpeta investigativa me doy cuenta que a cada instante repetía la palabra lo maté, no era un lo maté de celebración, sino un lo maté de urgido, de pena, de no sé, nunca pensé que…”, indicó el ex uniformado, quien comenzó a llorar durante su relato.

En su declaración ,reiteró que recuerda pocos momentos de lo ocurrido en aquella jornada y que tras revisar los videos de la carpeta investigativa se dio cuenta de que “caminaba hacia todos lados desorientado mientras estábamos en cardenal y luego cuando yo vuelvo a posicionarme detrás de mis compañeros para seguir”.

“Estaba demasiado urgido, apenado y me voy al carro, me siento y me pongo a llorar por la situación. Posteriormente, siento que sube el jefe de sección y ordena a toda la sección subirse al carro. Es ahí cuando llegan mis compañeros y me dan su versión de los hechos diciéndome que yo en ningún momento intenté tirarlo ni nada por el estilo, sino que yo lo único que quise hacer era atrapar a la persona y esta cayó al río”, argumentó.



Esta publicación aparece primero en ElDinamo