Inicio Nacional ¿Por qué se inunda Santiago cada vez que llueve?

¿Por qué se inunda Santiago cada vez que llueve?

64
0

¿Es un problema de diseño de la ciudad? y ¿Qué medidas ayudarían a mitigar las inundaciones en la capital?, son algunas de las interrogantes que tres expertos respondieron a EL DÍNAMO.

Cada vez que llueve en Santiago, el llamado a la ciudadanía es a preparase ante las inundaciones que año a año se repiten con cada sistema frontal.

Ante este escenario, las preguntas que rondan constantemente son: ¿Por qué Santiago se inunda? ¿Es un problema de diseño de la ciudad? ¿Qué medidas ayudarían a mitigar las inundaciones?

Ricardo Abuauad, arquitecto y decano del Campus Creativo de la universidad Andrés Bello (UNAB) explicó a EL DÍNAMO que “Santiago se inunda por varias razones. La primera es porque la urbanización del terreno en el que está fundado Santiago se hizo sin tener en cuenta la necesaria permeabilidad del suelo. Eso hace que, como nuestro suelo no es suficientemente permeable, el escurrimiento del agua hace que la mayor parte del espacio público sea una gran canaleta gigante“.

“La segunda razón, es que Santiago no tiene una red de colectores de aguas lluvias adecuada, limitando a ciertos sectores de la ciudad, sobre todo a los más antiguos. Además, una buena parte de la ciudad no tiene los colectores de aguas lluvia adecuados”, añadió el académico.

Junto a ello, el experto indicó que la tercera razón respecto a por qué se inunda Santiago cada vez que llueve, es que “en general no hemos tenido una gran planificación del tema de escorrentía de agua, que consiste en el escurrimiento de las aguas lluvias por la red de drenaje hasta alcanzar la red fluvial. Además, la absorción de nuestra ciudad no funciona como una esponja, que es lo que debería ocurrir y lo que se está, de alguna manera, proponiendo en otras grandes ciudades del mundo”.

Tajamares en el Río Mapocho

En ese sentido, Enrique Vial, arquitecto, urbanista y académico de la UNAB, agregó a EL DÍNAMO que “nuestros ríos, al menos en la zona central, son torrentes muy difíciles de controlar. La mayor parte del año apenas traen agua, pero basta una lluvia torrencial, especialmente cuando la isotérmica cero sube, y se vienen abajo enormes cantidades de agua desde la cordillera, que al no tener vegetación, no se retiene”.

“Los tajamares en nuestro Río Mapocho son suficientes para lluvias promedio, pero insuficientes para episodios anormales. Además, con el cambio climático, desafortunadamente, estos se están haciendo más frecuentes”, lamentó Vial.

“Los problemas que hoy presenta Santiago, se incubaron en las décadas del 60 y 70 del siglo pasado. En esa época, la urgencia era la vivienda debido a las migraciones campo ciudad y la explosión demográfica, lo que en la actualidad se tradujo, que ahora hayan problemas como la falta de defensas fluviales”, añadió el experto.

¿Qué medidas ayudarían a mitigar las inundaciones en Santiago?

José Manuel Fuentes, ingeniero en construcción y académico de UNAB, explicó a EL DÍNAMO que el mayor problema de las inundaciones en Santiago, es debido al “diseño, la gestión y la construcción urbana. Estos factores han reducido significativamente la cantidad de terrenos naturales permeables, los que absorbían el agua de lluvia. Ahora, todos estos terrenos están cubiertos por edificaciones y pavimentos, incrementando la escorrentía superficial“.

“Solucionar este problema en el mediano plazo es posible, pero requiere una actualización integral de la planificación territorial. Los planes reguladores comunales y metropolitanos deben considerar la gestión de aguas lluvias en futuros proyectos de construcción”, comentó el experto.

Asimismo, enfatizó que “es crucial integrar soluciones sostenibles, como pavimentos permeables y techos verdes, que aumenten la capacidad del suelo para infiltrar agua. Además, la implementación de infraestructuras verdes como parques de inundación, pueden mejorar significativamente la gestión de las aguas pluviales”.



Esta publicación aparece primero en ElDinamo