Inicio Internacional Los milagros que se le atribuyen a Carlo Acutis

Los milagros que se le atribuyen a Carlo Acutis

92
0

Según confirmó la Santa Sede, Acutis fue conocido en todo el mundo por su labor de evangelización cibernética.

El Papa Francisco canonizará a Carlo Acutis, el denominado primer santo millenial, quien falleció el 2006 cuando tenía 15 años a causa de una leucemia.

Según confirmó la Santa Sede, Acutis fue conocido en todo el mundo por su labor de evangelización cibernética.

El Vaticano, a través de un comunicado oficial, también informó la canonización de otros tres beatos, el cura italiano Giuseppe Allamano, fundador de los Misioneros de la Consolata, la monja canadiense Marie-Léonie Paradis y la religiosa italiana Elena Guerra.

¿Quién era Carlo Acutis?

El niño devoto, de padres italianos, nació en 1991 en Londres. A los pocos meses de nacido, su familia regresó a Italia, donde Acutis fue educado en colegios católicos de Milán.

De manera autodidacta, el primer santo millenial, comenzó a interesarse en la religión y se dedicó a estudiar la vida de los santos.

Fue tras su primera comunión, que Carlo Acutis, unió la tecnología con su fe y comenzó a predicar su religión por internet. Todo esto, mientras se encargaba del sitio web de su parroquia. Esto le valió ser conocido como el Ciberapóstol de la Eucaristía.

“Él fue capaz de usar las nuevas técnicas de comunicación para transmitir el Evangelio, para comunicar valores y belleza”, indicó el papa Francisco.

“No cayó en la trampa. Veía que muchos jóvenes, aunque parecen distintos, en realidad terminan siendo más de lo mismo, corriendo detrás de lo que les imponen los poderosos a través de los mecanismos de consumo y atontamiento”, agregó Jorge Bergoglio.

El primer santo millenial, falleció el 12 de octubre de 2006. Tras recibir la extremaunción, Acutis fue enterrado en la basílica de Asís y en 2020 fue declarado beato.

Los milagros que se le atribuyen a Carlo Acutis

Fue el año 2010, cuando se le atribuyó un primer milagro, luego de sanar a un niño brasileño que tenía una enfermedad incurable en el páncreas.

Según informó la Santa Sede, tras tocar una reliquia de Acutis, el niño que estaba gravemente enfermo, se curó y se mantiene 100% saludable hasta la actualidad.

El segundo milagro, en tanto, ocurrió en julio de 2022, cuando un mujer costarricense quien rezó ante la tumba de Acutis, ubicada en la ciudad de Asís y le pidió por su hija que se había fracturado el cráneo tras una caída. Según el comunicado del Vaticano, la niña se recuperó, atribuyéndolo la mejoría al santo millenial.



Esta publicación aparece primero en ElDinamo