Inicio Internacional “Su situación de salud es delicada”: Marino chileno secuestrado en Ecuador fue...

“Su situación de salud es delicada”: Marino chileno secuestrado en Ecuador fue rescatado

136

Tras varias jornadas de incertidumbre producto de su secuestro, este domingo se confirmó que el marino Luis Toledo fue rescatado con vida en Guayaquil, Ecuador.

La liberación del cabo primero de la Armada, que encabezaron las unidades de la policía ecuatoriana, se llevó a cabo en la localidad de Durán. En primera instancia, se detuvo a un sospechoso.

Fabary Montalvo, coronel y jefe de la policía local, precisó que: “Los captores se asustan y liberan a la persona secuestrada, razón por la cual toma contacto la Unidad de Antisecuestros y Extorsión y proceden a llevarlo al hospital a los primeros auxilios”.

En esa misma línea, informó que el marino chileno fue torturado por los malhechores, quienes le amputaron dos dedos de la mano izquierda.

Tras haber aprehendido a dos personas, la policía ecuatoriana continúa con las diligencias investigativas para dar con el paradero de un tercer involucrado.

Uno de ellos ya fue formalizado y quedó en prisión preventiva como medida cautelar.

Por su parte, la canciller Antonia Urrejola, recalcó que continúa en conversaciones con las autoridades de ese país para saber sobre el estado de la víctima.

Su situación de salud es delicada porque hubo mucha violencia y tortura, eso apareció en la prensa. Lo importante es que fue liberado y que está vivo” apuntó en conferencia de prensa.

¿Por qué Luis Toledo estaba en Ecuador?

Cabe precisar que Toledo es oriundo de Florida en la región del Biobío. El marino residía en Ecuador desde enero de 2022, lugar donde contrajo matrimonio con su pareja. Producto de ello, solicitó un permiso de dos años a la Armada sin goce de suelo, lo cual le fue aceptado.

Fue el pasado martes 29 de noviembre cuando se le perdió el rastro, lo cual despertó las alarmas en su círculo cercano.

Un día después, su familia recibió la llamada de un número desconocido, donde señalaron que Toledo había sido secuestrado. Sus captores pedían un monto cercano a los 90 millones de pesos chilenos por su liberación.



Esta publicación aparece primero en radios regionales