Un estudio realizado por la fintech de medios de pago, SumUp, deja en evidencia el doble esfuerzo que significa para las mujeres emprender. Así, según los datos, se puede observar que un 72% de las mujeres emprendedoras deben dedicarse también a las labores del hogar sin ayuda de terceros. Por otro lado, sólo un 26% de los hombres se enfrenta a esta realidad.

El estudio fue lanzado en el marco del día Mundial del Emprendimiento Femenino, en Barrio Italia por Carlos Schaaf, Country Manager de SumUp en Chile, Lucas Palacios, Ministro de Economía, y Mónica Zalaquett, Ministra de la Mujer. Durante la actividad SumUp entregó también lectores de tarjetas para las emprendedoras de Sercotec que participaron de la actividad.

“Estamos muy contentos de participar de esta instancia y de compartir los aprendizajes que nos permitirán seguir construyendo un ecosistema óptimo para el emprendimiento femenino. Estar aquí hoy ratifica nuestro compromiso con todos los emprendedores y pequeños comercios, y nuestro propósito de empoderarlos, a través de la tecnología, para que sean exitosos.”, señaló Carlos Schaaf de SumUp.

Lucas Palacios expresó que “como Gobierno hemos desplegado planes de apoyo específicos para el emprendimiento femenino, los cuales eran muy necesarios y requieren proyectarse hacia el futuro. De acuerdo a este estudio, más del 20% de las emprendedoras descubrieron una oportunidad de negocio, y casi un 20% incluso aumentó sus ingresos durante la pandemia. Estos resultados son muy positivos. Sabemos también que la idea e interés por emprender están creciendo entre las mujeres. Aún nos quedan desafíos para apoyar de mejor manera el emprendimiento femenino, como conseguir que dichos emprendimientos sean formales. La formalidad es más segura y permite el acceso al crédito, todo lo cual es muy necesario para la permanencia y crecimiento de las diversas actividades”.

Otros de los datos relevantes del estudio, es conocer en qué áreas se concentra actualmente el emprendimiento femenino. De esta forma, un 79% se dedica al área de vestuario y accesorios, un 75% a ventas directas de productos de cosmética, 75% a servicios de belleza y estética, un 71% a artesanía, decoración y muebles y un 55% a alimentación y comida. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo